Revisar las extensiones del navegador web

Quien más o quien menos usamos o hemos usado extensiones (add-ons) en el navegador web. Éstos estupendos complementos aportan opciones muy útiles que por defecto no vienen con el navegador, ya sea Google Chrome/Chromium, Mozilla Firefox u otro navegador para el que estén disponibles. 

Pero no está de más recordar, que hay que revisar los programas que instalamos de cualquier tipo y que por tanto no se trata de ir añadiendo extensiones descontroladamente. Si bien gran parte de ellas son seguras algunas no lo son. Además no se trata simplemente de evitar que entre malware, sino también de salvaguardar nuestra privacidad y optimizar el rendimiento del navegador.


extensiones de navegador web


A continuación vas a encontrar algunos buenos consejos sobre su uso.


¿Cuántas extensiones o complementos es bueno tener instalados?

Puedes instalar todas aquellas que desees, pero el consejo es que no instales más de las necesarias. Ya que como es lógico es un software que también estará consumiendo recursos de la máquina, por ello si tienes un número excesivos de complementos añadidos notarás que afecta al rendimiento del navegador, haciendo que vaya más lento y use más memoria.


¿Hay alguna extensión mejor que otra?

Esto dependerá de la necesidad que tu tengas. En cuanto a fiabilidad se podría decir que los más recomendables son aquellos creados por el propio desarrollador del navegador web. Es decir, si utilizas Google Chrome pues los más recomendables son los creados por el propio Google. Eso no quita que hayan muchísimos otros muy buenos, creados por empresas conocidas o por programadores independientes.


¿Se llaman extensiones o complementos?

Depende del navegador se llaman de una forma u otra pero son lo mismo. Chrome las llama extensiones y Firefox complementos. En inglés se les conoce como add-ons.


¿Es seguro instalar éste tipo de complementos en un navegador?

Es un tema delicado, aunque no suelen dar demasiados problemas. A modo general hay que tener cuidado e informándonos de donde proviene, la valoración dada por otros usuarios que ya han podido probarlo y los permisos que nos indica que requerirá para instalarse.
Hay que tener en cuenta que una gran parte de complementos, acceden a la información de las pestañas que se encuentran abiertas o al navegador en sí. Por lo que en tema de privacidad debes valorar lo que deseas que pueda ser visto o no.



Aunque muchos usuarios creen que cuando abres una pestaña del navegador, ésta queda desvinculada de las otras eso no es del todo cierto. Habrás podido comprobar como hay veces que entras en un servicio y no te pide la contraseña, por el hecho de tener otra pestaña en que ya la pusiste para acceder. Son diferentes hilos pero se comunican entre sí. 

Por ejemplo si en una pestaña abres Google Maps y en otra ya tenías abierto Gmail, no te volverá a pedir la contraseña.



Si no quieres un servicio tenga acceso a otro de una pestaña que ya tienes abierta, o viceversa, debes hacerlo entonces en ventanas de navegador diferentes. 

Pero claro, si tienes extensiones instaladas a no ser que las detengas o abras una ventana de 'navegación privada', tendrán acceso igualmente a la información.

Al final veremos un resumen de recomendaciones para seguir disfrutando de forma segura de nuestros complementos.


¿Se actualizan al mismo ritmo que el navegador web?

No. Van a su propio ritmo de desarrollo aunque es probable que aparezca algún aviso visual cuando han de actualizarse. 


¿Puedo tenerlos desactivados si nos los estoy utilizando?

Si. De hecho si tienes alguno de ellos del que no confías demasiado sería recomendable, y activarlo únicamente cuando lo vayas a necesitar.
Para desactivar los complementos puedes hacerlo tanto en Firefox como en Chrome/Chromium en su apartado de gestión de extensiones instaladas. 

En Mozilla Firefox:

menu opciones firefox

gestor de add-ons


En el caso de Google Chrome o Chromium:

menu chromium



gestion extensiones chrome



¿Todos los complementos aparecen en la barra del navegador como iconos?

No tiene porque. Puedes tener el icono desactivado y que no se muestre arriba en la barra o que simplemente se trate de una extensión que no lo tiene. También hay algunas extensiones que muestran el icono en la barra de direcciones o en el menú contextual del ratón al hacer clic derecho.


Recomendaciones sobre las extensiones de navegador:

  • Añade aquellas extensiones que realmente utilices y no sobrecargues de complementos. Así tendrás mayor rapidez en el navegador.
  • A ser posible si son las oficiales de un desarrollador, como las oficiales de Google, Microsoft, Cisco, etc. Si son de desarroladores independientes o desconocidos mira que tengan buena valoración entre otros usuarios que las hayan probado ya.
  • Comprueba todos los permisos que te avisa que va a necesitar tener cuando se instala. Y si consideras que pide permisos innecesarios o que no te convienen valora si añadir la extensión o buscar otra que pida menos. Por ejemplo, una extensión que sirva para hacer capturas de pantalla no debería pedirte geolocalización porque no la necesita.
  • Dependiendo de la tienda de aplicaciones, podrás encontrar algunas extensiones que son más fiables por tener algún tipo de revisión. Esta revisión la lleva a cabo la entidad propietaria del almacén de complementos. Google va haciendo una revisión periódica de su 'store', y en el caso de Mozilla puedes ver las que se garantiza que han sido revisadas porque indica al lado del nombre de la extensión 'Recomendados'.
extension recomendada


  • Ten en cuenta que en ocasiones al actualizarse el navegador, hay extensiones que pueden dejar de ser compatibles. Por lo que hasta que no se actualicen también éstas últimas pues no se podrán utilizar.
  • Recuerda que cuando una aplicación (la que sea) accede a un lugar como tu correo, ya se le ha dado permiso para poder acceder cuando quiera. Por lo que asegúrate que sea confiable, ya que ninguna empresa se va a hacer cargo de los desastres ocasionados por haber facilitado acceso a un tercero. 
  • Las extensiones normalmente están deshabilitadas para acceder al modo de navegación privada. Por lo que si tu no lo habilitas, cuando abras una ventana privada observarás que en ella no se cargan. Preferentemente es mejor que siga así, de manera que cuando necesites acceder a un lugar como tu banco, simplemente abras una ventana de "navegación privada" o "modo incógnito" (como lo llama Google) y no tendrán acceso la información.
  • Comparte tu experiencia con los demás, opinando y contando si te son útiles a ti. Así es una buena forma distinguir aquellas extensiones que son obras maestras de las que mejor no probar jamás. 

Y a disfrutarlas!

Comentarios

Entradas populares