Desinfecta tu ordenador y equipo de trabajo

En estos tiempos que corren lo ideal es poder trabajar desde casa, aunque esto no siempre se puede conseguir. Lo que si está claro es que sea desde casa o no, la tecnología seguramente esté presente, y que gracias a ella podemos mantenernos comunicados incluso en situaciones como la actual.

Es muy importante mantener limpio y desinfectado el equipo que usemos para nuestro trabajo (PC, smartphone...), especialmente si no podemos trabajar a distancia, y más aún si los equipos de trabajo son compartidos con otras personas.





A continuación puedes encontrar aspectos importantes y también las recomendaciones, sobre cómo limpiar tus equipos de trabajo. Consejos importantes en los que quizás no hayas pensado, y que pueden ayudar en proteger tu salud y la de los que te rodean.



1. Consejos importantes a tener en cuenta


Muchas personas actualmente han podido conseguir trabajar desde su domicilio, incluso aún cuando anteriormente no tenían esa posibilidad. No obstante, para poder desempeñar el trabajo si se ha recibido un equipo prestado, lo primero es limpiarlo.

Esta recomendación se debe a que se conoce debido a estudios realizados, que los patógenos pueden permanecer en la superficies de horas a días. Si concretamos, respecto al coronavirus se ha efectuado al menos un estudio publicado en The Journal Of Hospital Infection donde se demuestra que puede permanecer desde horas hasta días en superficies como el plástico.



Ya no hace falta comentar nada si además se nos ha proporcionado algún dispositivo móvil como un teléfono móvil/celular o un smartphone. Dispositivo que además no se debe compartir con nadie.

Aunque suene muy pesado y meticuloso, también vamos a hacer mención recordar utilizar los terminales fijos usando mascarilla protectora, o en su defecto limpiar el terminal antes de usarlo.


2. Por la seguridad del aparato y la tuya


Los equipos que vayamos a limpiar habrán de estar apagados y desconectados de la toma de corriente por cuestiones de seguridad, demás de evitar que se puedan dañar al realizar la limpieza.
Utilizar productos más agresivos no necesariamente significa limpiar mejor, y de hecho se pueden dañar los equipos delicados como por ejemplo las pantallas.

Es recomendable utilizar el producto o método según se trate de un hardware u otro. Aunque si bien es cierto el alcohol suele ser el limpiador más genérico, por eliminar la suciedad, disolver la tinta o grasa, desinfectar, limpiar en seco (sin presencia de agua) y evaporarse muy rápido.

No obstante existen muchos otros productos que se presentan de un modo u otro para limpiar aparatos electrónicos. Los limpiadores suelen estar basados en alguno de estos tipos:

- Basados en alcohol (isopropanol o etanol).
- Basados en tensioactivos (detergentes).
- Basados en amoniaco (suelen llamarlos desinfectantes).
- Basados en cloro (lejías).
- Sopladores de aire a presión manuales, aire comprimido o aparato soplador. (No desinfectan)
- Aspiradores genéricos o específicos.
- Lámparas de ultravioleta (resultan caras y son poco comunes en este ámbito).


Existen múltiples productos en el mercado especializados en la limpieza de partes concretas del PC o algunos dispositivos como cámaras digitales. Es extremadamente importante no mezclar productos entre sí.






3. Limpieza de equipos que vayan a ser abiertos.


Hay que pensar que el ordenador/computador va haciendo circular el aire por su interior para refrigerarse. Eso significa dos cosas: una que se ensucia más, y dos que puede acumular patógenos en su interior. Exceptuando claro, aquellas partes específicas que se calientan mucho el resto puede acumular microorganismos.

Por ellos para limpiarlo no es recomendable limpiar la suciedad de su interior con aire a presión, sino que en su lugar trasladaremos el equipo a un lugar abierto, y con la ayuda de un aspirador y un pincel retiraremos la suciedad acumulada.

No se deben usar desinfectantes ni productos dentro, ya que podrían dañar los delicados componentes que tiene. En caso de necesitar limpiar usaríamos alcohol (isopropílico o etílico) y dejaríamos evaporarse bien hasta volver a conectar el equipo.

Es importante hacer hincapié en los ventiladores y filtros, ya que es donde se acumula más la suciedad. Si se han desmontado previamente, éstos si se pueden lavar con agua y jabón; en el caso de los ventiladores sólo las palas.






4. Limpiar el exterior de PC, impresoras y perífericos.


En la parte externa podemos realizar la limpieza como de costumbre, bien con un paño húmero y una pizca de jabón suave, alcohol, limpiador tipo "limpia-cristales" (es una combinación de detergente más alcohol), etc.

Como todo el mundo puede suponer los elementos clave a limpiar en un PC o portátil son el teclado y el ratón. Además de otros que también tengan un contacto directo como un lápiz óptico por ejemplo. En este caso se ha de ser más meticuloso/a y se pueden usar bastoncillos de oídos, pincel, etc. Tampoco es nada recomendable soplar con aire, puesto que eso sólo removería las partículas e incluso nos las lanzaría a nosotros.




Existen también pequeños aspiradores, aunque de poca potencia, específicos para los teclados. Los cuales suelen recibir alimentación por una conexión USB.

Si limpiamos con alcohol u otro producto disolvente, hay que tener siempre en cuenta que se pueden tal vez borrar un poco algunos textos o dibujos serigrafiados. Aunque quizá como está la situación valga la pena arriesgarse a borrarlos. 

Una desinfección un tanto sofisticada sería utilizar una lámpara de UV en superficies a desinfectar. Pero sólo se comenta brevemente, dado que es más caro, equipo complejo de conseguir y además requiere saberlo utilizar.

Todo depende de la situación. Es decir, no es lo mismo limpiar la superficie de nuestro portátil en casa, que limpiar el teclado del equipo compartido en la oficina. Este último si es necesario ser mucho más riguroso, además de seguramente, no tener a mano agua y jabón. Por lo que sería más cómodo llevar un bote de limpiador.



5. Limpieza de pantallas y dispositivos móviles


Las pantallas y los dispositivos móviles como smartphones y tablets son más delicados, por lo que no debería usarse productos muy agresivos para evitar su deterioro. Sin embargo son elementos muy expuestos a la contaminación.

Si se trata de una pantalla se puede utilizar un limpiador dedicado a ésto, pero también son útiles las toallitas desinfectantes, e incluso las toallitas para limpiar las gafas ya que contienen alcohol isopropanol.


Las gamuzas, papel o trapos que se usen para limpiar, posteriormente se han de desechar. O si esto último no es posible, al menos efectuar el lavado a más de 60ºC.

Los teléfonos móviles y smartphones son aquellos que más limpios se han de tener, dado que no sólo están en contacto con las manos, sino también con la cara. Hay modelos muy diversos unos más delicados que otros o difíciles de limpiar, aún así la limpieza es similar.

¿Pero con "productos agresivos" que quiere decir? Quiere decir productos como cloro concentrado (lejia sin diluir), peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), y otros que si no se te han ocurrido, mejor.


A tener en cuenta que por supuesto las fundas se han de extraer para la limpieza del dispositivo, pero no es necesario abrir el terminal.

En el caso de que también utilices otros elementos como auriculares, la metódica será la misma y se tendrá en cuenta que no ser que se hayan estrenado nuevos, habrá que dedicarles un tiempo a limpiarlos bien. Recuerda que deberías ser tu al menos, quien estrene las almohadillas y protección de micrófono en el caso de auriculares. Esto no es nuevo, sino que ya es una norma que se venía aplicando anteriormente para evitar contagios. 


Seguramente se quedan en el tintero muchas cosas. Por eso para cualquier duda que tengas o si falta algo, puedes indicarlo en comentarios o hacerlo llegar mediante el formulario de contacto.

Gracias por dedicar tu tiempo a leer esto.

Comentarios

Entradas populares