Deshabilitar aplicaciones de Android

En la mayoría de smartphones, vienen preinstaladas aplicaciones las cuales no podemos eliminar. Y eso supone una cantidad de espacio ocupado innecesariamente, además de estar activos servicios que gastan recursos y buscan actualizaciones.
Normalmente la única posibilidad de desinstalar las aplicaciones ya preinstaladas, es habilitarse como usuario root (administrador) del sistema. Pero esto no es tan simple además de poder perder la garantía de compra si la hay.

Por suerte en Android a partir de la versión 4 del sistema, es posible deshabilitar las aplicaciones preinstaladas si se desea. Reduciéndolas al mínimo espacio y dejándolas totalmente inertes.

Como deshabilitar las aplicaciones.

 

Tomaremos como ejemplo una aplicación cualquiera por defecto como Google Play Music.
  1. Dirigirse a menú > configuración > aplicaciones > seleccionar la aplicación a deshabilitar
  2. Desinstalar las actualizaciones ya que estas ocupan espacio, tal como podemos observar en los datos de la parte inferior (en caso de que no hayan pasaríamos directamente al paso nº6). Para ello presionamos el botón Desinstalar actualizaciones, y se mostrará un mensaje similar a este:
  3. Presionaremos en botón Aceptar, y recibiremos otro mensaje indicando si queremos restaurar la versión que venía de fabrica (que no podemos eliminar), y responderemos también Aceptar.
  4. Aparecerá una pantalla de confirmación como la siguiente:
  5. A continuación evitaremos que la aplicación siga activa para que no vuelva a pedir actualizarse. Y dado que es posible que ya no se muestre en el apartado Descargado (ver parte inferior izquierda de la imagen), tendremos que buscarla. Para eso seleccionamos el apartado Todas en la parte inferior derecha, y efectuamos una búsqueda por nombre.
  6. Ya localizada la aplicación clicamos sobre ella para abrir de nuevo su configuración. Aquí primero desmarcaremos los avisos, desmarcando la casilla Mostrar notificaciones.  Se mostrará un mensaje como el siguiente y responderemos marcando Aceptar.
  7. En el siguiente paso detendremos la aplicación para que ya no esté funcionando en segundo plano y no gaste recursos. Lo haremos presionando en Forzar detención y por su puesto recibiremos un mensaje del sistema el cual también responderemos con Aceptar.
  8. Por último, ya sólo queda dejar la aplicación desactivada para que no se vuelva a poner en marcha y detectar actualizaciones. Así que obviamente presionaremos sobre el botón Desactivar para quede deshabilitada el sistema. Respondiendo Aceptar al mensaje de aviso que nos pide confirmación.


Con todo esto ya ha quedado la aplicación que se desee completamente deshabilitada. Y si posteriormente miramos el listado de aplicaciones instaladas, comprobaremos que junto a su nombre aparecerá en gris deshabilitada.

Como nota se podría añadir, que también existe un botón en la ficha de configuración de cada aplicación para Borrar datos. Estos datos serían los que la aplicación tiene almacenados del usuario, en caso que la hayamos utilizado alguna vez (usuario, contraseña, preferencias, etc.). Pero que esto sólo es importante borrarlo, cuando se trata de una aplicación que no tiene actualizaciones, ya que de tenerlas, al eliminarlas se deberían borrar también esos datos. 

Finalizamos pues con un ejemplo de una aplicación que no tiene actualizaciones por desinstalar.


Comentarios

Entradas populares